sábado, 28 de abril de 2012

¿Qué es lo que está transportando el camión? Y cuando pasa se ve como una bandera en el aparato que transportan? Tecnología alienígena o humana pero inversa? O es otra cosa.., pero el qué????
OVNIS: HAWAI.
La asombrosa geometría 
del arte islámico
La revista Science, publicaba un estudio del matemático Peter Lu, de la Universidad de Harvard, en el que se afirma que algunas obras de arte islámicas de época medieval incluyen avanzadísimas claves matemáticas.

Todo comenzó durante unas vacaciones por Uzbekistán, en Asia Central. Fue entonces cuando Lu se vio intrigado por las hermosas y complejas decoraciones geométricas presentes en algunos de los edificios islámicos que iba visitando. 


A su regreso a casa, y tras estudiar más a fondo el asunto, llegó a una sorprendente conclusión: los artistas islámicos de la Edad Media utilizaban una geometría muy compleja, hasta el punto de que las teorías matemáticas que permiten realizar tales diseños no fueron planteadas hasta finales del siglo XX. 
"Sus azulejos reflejan unos conocimientos matemáticos tan avanzados que nosotros no los hemos descubierto hasta hace 20 o 30 años", explicó Lu.

Las conclusiones del matemático publicadas por Science revelan que los artistas musulmanes de comienzos del siglo XIII ya aplicaban con maestría estos conocimientos geométricos. Este hecho no implica, sin embargo, que dichos artesanos hubieran descubierto estas teorías matemáticas, sino que aplicaban este conocimiento de forma intuitiva, según Lu. 


Hasta el momento los especialistas creían que los artistas realizaban estos bellos diseños utilizando reglas y compases, herramientas con las que trazaban líneas en zig zag para más tarde crear figuras geométricas más o menos complejas. Sin embargo, gracias al descubrimiento de Lu, ahora se sabe que empleaban lo que los expertos denominan "concepto cuasicristalino", utilizado para incluir figuras poligonales, como estrellas, para generar complejísimos diseños simétricos que no se repiten.

En función de los conocimientos tradicionalmente atribuidos a estos artesanos y de las herramientas empleadas por ellos, Lu esperaba encontrar algunos errores en los patrones, sobre todo en decoraciones de gran tamaño. Sin embargo, éstos eran asombrosamente perfectos, lo que llevó al profesor a indagar más a fondo y al final, realizar este descubrimiento.

El arte islámico prohibe la representación de figuras humanas, por lo que los artistas se especializaron en el uso de motivos vegetales, caligráficos y geométricos, alcanzando cotas muy altas de refinamiento y perfección. Otro día profundizaremos en el significado simbólico de algunas de estas formas geométricas, que los artistas islámicos utilizaron en sus hermosas decoraciones de mosaicos.


El simbolismo del pentagrama en las iglesias y catedrales.
(Esta catedral llamada Amiens en particular tiene el pentagrama al revés y en España podemos encontrar muchas iglesias y catedrales también con el pentagrama en esa posición)



La importancia que tuvo la geometría para las logias medievales de constructores. Entre las figuras geométricas más destacadas aparece sin duda el pentagrama o pentalfa, un símbolo con un complejo significado y cuyo uso se remonta a la antigüedad (ya era empleado entre los sumerios).

Tuvo una importancia enorme, y de forma muy especial, para los miembros de la Sociedad Pitagórica. Éstos consideraban a su equivalente numérico, el cinco o pentada, el "número del hombre y de la naturaleza viviente, del crecimiento y la armonía natural, del movimiento del alma"*. Era además el número de la perfección humana y simbolizaba al hombre microcósmico. Además, los pitagóricos consideraban el pentagrama como símbolo de la salud, y lo utilizaban como contraseña secreta o signo de reconocimiento entre ellos, tal y como explicó el escritor sirio Luciano de Samósata.



Entre otras peculiares características, el pentagrama contiene en sus proporciones el número áureo, phi, o "divina proporción".

Esta "fascinación" de los pitagóricos por el pentagrama fue heredada por los constructores medievales y, de este modo, podemos encontrar este símbolo en numerosos edificios levantados por ellos. Un estudioso como el profesor Santiago Sebastián, especialista en iconografía y simbología señala, al referirse a la importancia de la geometría en los templos románicos, que la "más importante como figura clave fue el pentágono, que poseía la llave de la geometría y de la sección áurea e incluso poseyó poderes mágicos"**.

Por otro lado, el pentagrama también posee una lectura puramente cristiana. En algunos casos, por ejemplo, puede simbolizar las cinco llagas de Cristo. En un célebre texto artúrico, el romance Sir Gawain y el Caballero Verde, el héroe porta en su escudo el símbolo del pentagrama, y se le relaciona con las heridas de Jesús crucificado, los cinco dedos de la mano y las cinco virtudes: generosidad, compañerismo, pureza, cortesía y misericordia.



Tiempo después, durante el Renacimiento, tuvo también un significado de microcosmos, como ejemplifica la célebre obra De occulta philosophia (1531), de Cornelius Agrippa von Nettesheim, en cuyos grabados encontramos bellas representaciones de un hombre con las extremidades extendidas y enmarcado dentro de un círculo, generando con su cuerpo un pentagrama. También Paracelso se ocupó de él, asegurando que es "el signo más poderoso de todos", y lo identifica igualmente con el microcosmos.

Y, como no, también encontramos esta sugerente figura en la simbología masónica, detalle nada extraño si tenemos en cuenta que buena parte de su iconografía procedía de los masones operativos, los maestros constructores de la Edad Media. En la masonería actual es conocido como "estrella flamígera".

En la actualidad, como todos sabréis, el pentagrama suele interpretarse a nivel popular con el satanismo, la magia y la brujería, identificándose con el Maligno, sobre todo si aparece representado con dos "puntas" hacia arriba. Parece ser que el ocultista francés del siglo XIX Éliphas Lévi, fue quien lo puso en relación con el no menos célebre baphomet.

Sin embargo, ya hemos visto que la lectura que puede hacerse de este símbolo es positiva si está hacia arriba, y así fue entendida a lo largo de la historia. Algunos autores, como Matila C. Ghyka, creen que su uso permitió transmitir el conocimiento esotérico de los pitagóricos siglo tras siglo, pasando a manos de los maestros constructores a través de los trazados geométricos utilizados en la arquitectura.

San Bartolomé de Ucero, en Soria, este templo soriano ha sido atribuido de forma habitual con la Orden del Temple, aunque no existe forma de demostrarlo documentalmente.



Sin embargo, otros edificios cuyo templarismo sí está confirmado de forma fehaciente, también están "marcados" por este símbolo. En Tomar, localidad portuguesa fundada por los templarios, encontramos la figura del pentagrama en numerosos lugares. Por ejemplo, en la bella iglesia de Santa María do Olival, donde se observa un pentagrama en el óculo que hay sobre el ábside. También había otro justo sobre la puerta de entrada, aunque hoy está desaparecido y sólo puede apreciarse en diseños del templo.


Iglesia burgalesa de San Juan de Castrojeriz.

De vuelta en España, vemos también un pentagrama en la iglesia burgalesa de San Juan de Castrojeriz (imagen que tiene el pentagrama al revés), con un aspecto muy similar al que encontramos en Santa María do Olival.

Más ejemplos arquitectónicos: en la catedral de Amiens encontramos varios pentagramas en las vidrieras con el pentagrama al revés, uno de ellos realmente espectacular, en el rosetón del transepto norte. Hay otros en la catedral de Notre-Dame de París, en un rosetón pentagonal de una vidriera o en la "rosa" norte de Saint-Ouen en Rouen.



Este pentagrama en particular es muy bonito pero si le prestación la atención suficiente y justo os centrais en medio de la figura, podréis apreciar el pentagrama al revés.


Ufos ISS.

Gran Diccionario de Mitología Egipcia 
-Entradas letra O- 

OGDÓADA

OGDÓADA

OGDÓADA

TRANSLITERACIÓN: xmnw
NOMBRE EGIPCIO:
JEMENU
NOMBRE GRIEGO/ROMANO:
OGDÓADA
ICONOGRAFÍA: 

MUJERES: Cuerpo humano con cabeza de serpiente. Apariencia humana.
VARONES: Cuerpo humano con cabeza de rana. Apariencia humana.

SINOPSIS: Bajo el término “ogdóada” se denomina al grupo de dioses creadores en la cosmogonía de Hermópolis, llamados “los Padres y las Madres que Crearon la Luz”.

Estos dioses son:

Nun y Naunet, el agua primigenia; Heh y Hehet, el espacio infinito indeterminado; Kek y Keket, las tinieblas; Amón y Amonet, lo oculto.


La última pareja es variable, dependiendo de los textos y el periodo, y puede ser sustituida por: 

Tenemu y Tenemuit, lo oculto; Niau y Niaut, La vida o la indeterminación espacial; Gereh y Gerhet, la carencia (más raramente).

Puede observarse que las deidades femeninas tienen el mismo nombre que las masculinas a excepción de la adición de el sonido y grafía de consonántica “t” al final, que indica el género femenino. Este hecho se explica por la necesidad de crear contrapartidas femeninas, elementos duales, para que la creación del mundo se llevara a cabo de forma completa.

Los ocho dioses de la ogdóada hermopolitana son manifestaciones del dios Thot, artífice real de la creación, y se les denomina “Las Almas de Thot”. Ellos se encontraban inmersos en el caos primigenio, eran elementos inmateriales que hicieron nacer al Sol del interior de un huevo o de un loto, fecundado por los dioses que permanecían en las profundidades de las aguas. Según el mito habían preparado una colina para que el Sol se posara, en el lugar que los textos denominan “La Isla de las Llamas”.


No existe un texto continuado que amalgame la creación de Hermópolis; para entender esta cosmogonía debemos dirigirnos a fragmentos aislados que pueden encontrarse, entre otras obras, en Los Textos de las Pirámides y en el Papiro Harris.


Un punto curioso a destacar es la veneración de los componentes, ya inertes, de la cosmogonía hermopolitana, después de que llevaran a cabo la creación. Estos recibían homenaje en lugares tales como Medinet Habu (entre otros santuarios), donde poseían un sentido culto (ver Kematef e Irto).

ONURIS

ONURIS

ONURIS

ONURIS
ONURIS

TRANSLITERACIÓN: in(Hrt)/ inHrt/ in(Hrt)
NOMBRE EGIPCIO:
INHERET/ANHUR
NOMBRE GRIEGO/ROMANO:
ONURIS/ARES
ICONOGRAFÍA:
Tiene aspecto humano. Sobre la cabeza lleva un tocado con cuatro plumas y en sus manos porta una lanza o una cuerda, que, en los textos, proviene directamente del cielo. Aparece también con una corona formada con dos altas plumas cuando se enfatiza su carácter guerrero. En contadas ocasiones toma aspecto hieracocéfalo, de león o de serpiente.

SINOPSIS: Presente en el Predinástico, fue un dios muy importante en el Reino Antiguo y Medio, especialmente en la ciudad de Abidos. En el Reino Nuevo fue un dios cósmico y creador.

Su origen hay que buscarlo en una deidad cazadora, que se convirtió en defensora de la barca solar y que pronto se unió al mito de la Diosa Lejana. Precisamente, su nombre significa “El que trajo a la Distante” o “El que hizo Retornar a la Lejana”. En la dinastía XXVI aparece como Onuris-Shu en esta zona.


La leyenda de la Diosa Lejana tiene numerosas variantes locales y por ello Onuris se asocia a distintos centros religiosos y a diferentes dioses, entre los que cabe destacar: Thot, Shu y Arensnufis.
Por su relación con el mito solar, en algunos textos se muestra como una forma del Sol y en otros como un defensor acérrimo de Ra. Él asesinaba con saña a todos sus enemigos, sobre todo a la serpiente Apofis.


En Sebennitos se le veneró como dios del viento. cumpliendo este papel adquirió un eminente carácter guerrero, directamente relacionado con el aspecto batallador de Horus. Como él, Onuris exigía el derecho al trono de Egipto, y, también como Horus, portaba la lanza que atravesó a Seth en las luchas mantenidas entre ambos dioses.

OPET

OPET

OPET

TRANSLITERACIÓN: ipt
NOMBRE EGIPCIO:
IPI/IPET
ICONOGRAFÍA:
Diosa con cuerpo de hipopótamo, cabeza humana o de cocodrilo, y patas de león. Sobre la cabeza lleva un disco solar y cuernos liriformes. Bajo su manifestación animal se muestra como un hipopótamo hembra.



OPET


SINOPSIS: Presente desde el Reino Antiguo, la diosa Opet puede ser el antecedente de Tueris. Mitológicamente fue la madre del rey, al que alimentaba con su leche. Llevaba el epíteto de “Señora de la Protección Mágica”, lo que denota su carácter apotropaico.

En la teología tebana se la relaciona con Hathor (a su vez identificada con Mut), interpretándose que esta diosa fue la que dio nacimiento a Osiris en el templo de Karnak, alumbrándole cuando se encontraba descansando. Así se integra en el mito tebano y en el osiríaco simultáneamente.


Bajo su aspecto funerario, fue una de las diosas protectoras de la necrópolis de Tebas y se encuentra en multitud de papiros funerarios del Reino Nuevo y gozó de un marcado culto popular pasando a formar parte de los dioses mágicos guardianes del hogar.


Curiosamente, en contra de lo que ocurre con el negativo hipopótamo macho, la hembra fue considerada una deidad benigna, relacionada con la fecundidad y la buena crianza de los niños.

ORIÓN

ORIÓN

ORIÓN

TRANSLITERACIÓN: sAH
NOMBRE EGIPCIO:
SAH
NOMBRE GRIEGO/ROMANO:
ORIÓN
ICONOGRAFÍA:
Hombre que navega sobre su barca estelar con la cabeza girada en dirección contraria al rumbo del navío (al principio de los “Decanes”.

SINOPSIS: Sabemos que en los textos de las Pirámides se recogen tradiciones astrales, solares y osiríacas; Orión forma parte de una de ellas, en concreto de la tradición estelar, que pudo ser la más antigua.
Esta constelación se asimiló al rey difunto, fusionado a Osiris, ya que los monarcas al morir se transformaban en astros. Estaba formado por un conjunto de astros del Más Allá que tenían la facultad de emerger en el cielo.
Los textos le denominan “El Dios Veloz de Larga Zancada y Mirada hacia Atrás”.


Estaba íntimamente relacionado con Isis (estrella Sothis), que era la que marcaba el comienzo del año nuevo y la llegada de la crecida anual del río Nilo, mientras que Orión (identificado con Osiris) era el símbolo del limo fertilizante que quedaba posado en las tierras después de que las aguas se hubieran retirado. Con este juego mitológico se pretendía destacar la muerte y la resurrección, poniéndola en paralelo con los hechos acaecidos en el Mundo Subterráneo.


En los Textos de las Pirámides aparece como “Señor del Vino”, en vinculación con una fiesta que se celebraba en honor de los difuntos, denominada Uag y en el Libro de los Muertos es “el Señor de la Vida”, una forma de designar a Osiris.

OSIRIS

OSIRIS

OSIRIS


OSIRIS

OSIRIS

TRANSLITERACIÓN: Asir/Wsir
NOMBRE EGIPCIO:
USIR/ASIR
NOMBRE GRIEGO/ROMANO:
OSIRIS/DIONISOS
ICONOGRAFÍA:
Según Griffith (1980), los textos del Reino Antiguo parecen traslucir que, en origen, tuvo apariencia de cánido, sin embargo, ésta no es en absoluto su iconografía habitual.


Hombre envuelto en un sudario del que sólo salen las manos, sujetando los cetros de poder (el flagelo y el cayado). En casos particulares se despoja de su apariencia momiforme. Sobre la cabeza lleva una corona troncocónica flanqueada por dos plumas a cuya base se añaden, en el Reino Nuevo, dos ureos, disco solar y dos cuernos de carnero horizontales y retorcidos (corona atef ). Tiene la piel pintada de verde o negro como símbolo de renacimiento.
La manifestación animal de Osiris es poco frecuente; no obstante, puede aparecer bajo las formas de cocodrilo, toro negro, garza o guzanieves, chacal, dos halcones y un gran pez. Tiene por objeto sagrado el “pilar dyed” y el estandarte cónico que se representa en el templo de Abidosy que, según algunos textos, guardaba la cabeza del dios.

OSIRIS
OSIRIS

SINOPSIS: Posiblemente, el origen de Osiris habría que buscarlo en una divinidad más antigua del área de Busiris, llamada Andyety. 

A finales del Reino Antiguo, en Abidos, usurpó el lugar de Jentyamentiu, tomando muchas de sus características.Por el análisis de algunos fragmentos de los Textos de las Pirámides esta fusión se había producido ya en el momento en que se recogen los mencionados textos en el interior de los enterramientos reales del Reino Antiguo, pero en opinión de Cervelló (1996), desde su origen, Jentamentiu no sería más que un “aspecto” de Osiris, vinculado más tarde a la ciudad de Nején y a las “Almas” de esta localidad que, por otra parte, tienen cabeza de cánido.


Sea de un modo u toro, en los comienzos fue un dios de la vegetación, jefe del mundo ctónico y soberano del Más Allá. Desde el Reino Antiguo se fundió con Ra en los textos funerarios, aunque conservó su propia individualidad.
Su primera iconografía queda establecida en la dinastía V, aunque su culto puede remontarse anteriormente, circunscrito a una localidad que todavía no ha sido identificada; en esta primera imagen no tiene la apariencia momiforme que adquiere tras el Reino Antiguo.


Las creencias funerarias del Reino Antiguo, con todas sus gracias y prerrogativas, se circunscribían tan sólo al monarca, al que estaban supeditados el resto de los mortales. Tras el Primer Periodo Intermedio estas creencias se las apropian también los altos funcionarios, y al morir, siempre que pudieran cumplir los ritos precisos, se convertían en un dios, en un Osiris, alcanzando la inmortalidad en la Duat con todos los derechos.


Osiris, junto a su esposa Isis y su hermano Seth, protagonizó una leyenda esencialmente humana, llena de traiciones y venganzas, recogida en los Textosde las Pirámides, pero la versión más completa se halla grabada en los muros del templo de Horus de Edfú. Mucho más tarde, esta tradición se complementa con otra mucho más conmovedora recopilada por Plutarco en su libro De Iside et Osiride (c.46126 d.C), que constituye una fuente que ha de ser interpretada con precaución.


Aunque poseedora de numerosas variantes locales, básicamente es la siguiente:
Osiris reinaba en la tierra, era el heredero de Gueb, enseñó a los hombres todas las artes necesarias para que la civilización avanzara, pero su hermano Seth, que reinaba en el desierto le envidiaba. Por este motivo organizó una confabulación contra su hermano y, en compañía de setenta y dos cómplices, logró engañarlo y asesinarlo, desmembrando el cuerpo y lanzando los despojos al Nilo. Isis, al enterarse de la desgracia, se sintió tremendamente apenada; ayudada por Neftis y Thot partió recorriendo todo el país, buscando los pedazos de su amado esposo. Allí donde encontraban un fragmento levantaban un templo donde se veneraba la reliquia.

Estos santuarios, localizados en cada uno de los nomos, están mencionados en los muros del templo de Dendera. No obstante, si hacemos caso a la inscripción, descubriremos que los centros religiosos que se atribuyen poseer una determinada parte del dios, se multiplican hasta la saciedad, siendo imposible que los restos de Osiris se guardaran en cada uno de estos centros religiosos.


La búsqueda concluyó con éxito, pero lamentablemente Isis había hallado todos los trozos excepto el falo, que había sido devorado por uno o tres peces, dependiendo de la versión. 

Asistida por Anubis, Isis restauró el cuerpo de su marido practicando la Ceremonia de Apertura de Ojos y Boca y la momificación. Después, por medio de la magia, se convirtió en un milano y aleteó ante el dios provocando un aire reanimador. Se posó sobre él y misteriosamente fue fecundada por su esposo quedando embarazada de Horus, al que daría a luz en la mítica isla de Jemis en el Delta. Así, Horus se convierte en el hijo póstumo de Osiris.
Precisamente, la fragmentación del cuerpo del dios está íntimamente ligada a la luna ya que, en una de las versiones del mito, Osiris es cortado en 14 pedazos, número asociado a las jornadas que pasan desde la luna llena hasta la nueva.


Pese a lo expuesto hasta ahora hemos de hacer notar que, aunque Osiris ya se asocia a Isis en los Textos de las Pirámides, en ningún momento se especifica de forma directa su calidad de esposo de esta diosa. Sin embargo, figura claramente como padre de Horus. La relación familiar entre Horus y Osiris es mucho más evidente en varios pasajes de estos textos.
Su muerte se recordaba durante el mes de Joiak (mes en el que se entendía que Isis había encontrado los fragmentos de Osiris y había construido los santuarios) en multitud de festejos a lo largo de la geografía egipcia. Aquellos lugares donde se guardaba una de las reliquias del cuerpo del dios lo celebraban con particular énfasis.


Osiris fue un dios de la vegetación; moría en la estación más seca y renacía tras la retirada de las aguas de la crecida. Su mito refleja un fenómeno natural, el nacimiento, desarrollo y muerte de las plantas. Así, la resurrección del dios se plasma en los llamados “Osiris Vegetantes”, unas figurillas que se introducían en las tumbas, o en los “Osiris Grano” que se elaboraban en los templos una vez al año.
Integrado al mito solar, Osiris formó parte de la Enéada Heliopolitana donde se conjugan el mito solar y el osiríaco, y en él representa, junto a sus hermanos, el orden político que reproduce la vida del hombre.


Osiris fue el soberano del Submundo y, como tal, presidía la escena del juicio del fallecido (Psicostasia), punto culminante y vital en el deambular del difunto por el Más Allá. Era allí donde se determinaba si el difunto no había causado ningún mal en la tierra y se hacía merecedor de alcanzar una vida inmortal. En el juicio se pesaba simbólicamente el corazón (sede de la voluntad y la memoria) en una balanza, cuyo contrapeso era la diosa de la justicia y de la verdad, Maat. 


En el acto intervenían 42 jueces, ante los cuales el fallecido tenía que recitar la llamada “Confesión Negativa”, es decir, declarar que no había cometido una serie de actos reprobables que le impedirían alcanzar la inmortalidad. Otras divinidades presentes en la Psicostasia eran: Horus, que conducía al difunto en presencia de Osiris; Anubis, que vigilaba el fiel de la balanza; Thot, que con sus útiles de escritura registraba el resultado del juicio; Ammyt “La Devoradora de los Muertos”, que esperaba el veredicto para comer el corazón del condenado y hacer que desapareciera para siempre; “Los Cuatro Hijos de Horus” que se situaban sobre una flor de loto abierta, e Isis y Neftis; tras los dioses del Más Allá, Shai y Mesjenet, que, representados en sendos ladrillos de los que emergen sus cabezas, determinaban el destino y daban cuenta de los actos del finado. Todos ellos configuran el resto del cuadro.

Junto a su esposa Isis, fue la personificación del principio histórico y del orden político; fue el legitimador por excelencia del reino de Egipto y representó todos los aspectos beneficiosos del amor familiar. Él no fue sólo un dios de la vegetación, sino también la imagen del valle fértil del Nilo y de las buenas crecidas, la fuerza del renacimiento que sigue al desorden.
Llevaba el epíteto de Unnefer, que significa “El que se mantiene Perfecto”, y que llega a ser el nombre del dios independiente en Época Tardía. Bajo Osiris Hemag lo hallamos a partir de la dinastía XXI, alcanzando en adelante una gran importancia (sobre todo desde la dinastía XXVI). En este momento se asocia a un número de divinidades asombroso.


Al igual que otros dioses del panteón, Osiris tuvo diversas variantes locales; fue una de las deidades egipcias más importantes y con mayor número de manifestaciones. Como ejemplo baste citar el Libro de los Muertos donde encontramos más de ciento diez designaciones del dios del Más Allá, sin contar las deidades directamente fusionadas a él.


Pese a todo lo expuesto, Osiris se presenta excepcionalmente como una deidad hostil al difunto. Esto ocurre tan sólo en dos lugares: los Textos de las Pirámides (§534) y los Textos de los Sarcófagos, ensalmos 229 y 236.

Ufo Rusia. Un ovni fue captado y grabado teniendo problemas con su protección de invisibilidad, y eso es lo que produce que parezca que se va y vuelve, pero en realidad apenas se mueve solo que aparece y desaparece porque tiene problemas con su protección o capa o como lo querais llamar.., de invisibilidad (es un efecto optico que se puede hacer a través de la manipulación de la luz) 

Gran Diccionario de Mitología Egipcia 
-Entradas letra N-

NARET

NARET

NARET

TRANSLITERACIÓN: nrt
NOMBRE EGIPCIO: NARET
ICONOGRAFÍA: Mujer que lleva sobre la cabeza un tocado formado por un buitre con las alas extendidas y sobre éste un árbol Naret (una palmera y como un granado, indistintamente).

SINOPSIS: Nos encontramos ante la personificación del nomo heracleopolitano que recibió culto al menos durante el Primer Periodo Intermedio, según los hallazgos de la Misión Arqueológica Española que trabaja en esta ciudad.

Según Bonnet (1971), el árbol habría recibido culto en Heracleópolis; heredando el área donde se localizaba su nombre (Naret ) e integrándose en el mito del Ojo de Ra. Se entendió que aquí se habían desarrollado las batallas entre Horus y Seth. En algunas inscripciones halladas en esta zona aparece mencionada como “la Grande”.

NAUNET

NAUNET

NAUNET

TRANSLITERACIÓN: nwnt
NOMBRE EGIPCIO: NAUNET
ICONOGRAFÍA: Una plancha situada bajo el Nun. Mujer con cabeza de rana.

SINOPSIS: Los egipcios pensaban que el mundo estaba configurado por una placa plana que flotaba en las aguas del Nun. Sobre éste se encontraba la diosa del cielo Nut, la bóveda celeste y bajo Nun, el dual de Nut, Naunet, que personificó el cielo subterráneo y que se consideró la contrapartida femenina de las aguas primordiales.

Naunet no suele estar encarnada en una diosa, ya que fue una especulación teológica para explicar la formación del mundo y del SubMundo a partir del espacio primigenio. Solamente se la representa en Hermópolis, formando el elemento femenino en una de las cuatro parejas de ranas y serpientes creadoras del mundo, según la cosmogonía de esa localidad. Tiene cabeza de rana o, en casos menos frecuentes, el aspecto de una mujer. En algunos textos figura como madre del Sol, es decir, como demiurgo.

NEBETHETEPET

NEBETHETEPET

NEBETHETEPET

TRANSLITERACIÓN: nbtHtpt
NOMBRE EGIPCIO: NEBETHETEPET
ICONOGRAFÍA: Mujer que lleva sobre la cabeza un tocado formado por un buitre con las alas extendidas (del Alto Egipto) y una cobra erguida (del Bajo Egipto). En otros casos está coronada por dos cuernos liriformes y entre ellos, un disco solar o un capitel hathórico.



SINOPSIS: No hay seguridad respecto a si su nombre significa “Señora de la Ofrenda”, “Señora de la Satisfacción” o “Señora del Apaciguamiento”. Lo que está claro es que es un modo de denominar la boca con la que Atum se masturbó para comenzar la creación. En algunos textos figura como “Señora de la Vulva”, epíteto que comparte con Hathor, posiblemente para enfatizar su aspecto creador.

En opinión de Molinero (2.000), Iusaas representó la líbido del creador, mientras que Nebethetepet personificó el resultado de esta acción, el alumbramiento.


Gozó de culto popular, y por ello llevaba el título de “Aquella que Escucha los Rezos”, “El Ojo de Ra que está en su Disco”, “Señora del Cielo” y “Soberana de Todos los Dioses”. Todos estos epítetos dejan claros dos puntos: su función creadora y el sentir del pueblo cuando le encomendaba sus plegarias con la certeza de que iban a ser atendidas.

NEBTADYESER

NEBTADYESER

NEBTADYESER

TRANSLITERACIÓN: nb tA Dsr
NOMBRE EGIPCIO: NEB TA DYESER
ICONOGRAFÍA: Cánido u hombre con cabeza de cánido (chacal, perro o lobo) o de carnero (con mucha menos frecuencia).

SINOPSIS: Más que con un dios, nos encontramos ante un título eminentemente funerario que significa “Señor de la Tierra Sagrada”, uno de los aspectos de Anubis, encargado de guardar los cementerios.
Quien, bajo esta encarnación, posee el mismo epíteto que Osiris, con el cual se identifica.


Con el título de “Chacal (?) sobre los Nueve Arcos” aparece en los sellos de clausura de las tumbas, enfatizando su poder y dominio sobre los pueblos extranjeros.


Algunos cánidos salvajes en Egipto se relacionaron con los difuntos y con las necrópolis, ya que estos animales carroñeros rondaban por sus inmediaciones en busca de alimento. Ello se interpretó relacionando al mamífero con el dios que iba en busca de los cuerpos para conducirlos al Más Allá.

NEBTUU

NEBTUU

TRANSLITERACIÓN: nbtww
NOMBRE EGIPCIO: NEBTUU O NEBETUU (Según transcripción).
ICONOGRAFÍA: Vaca o mujer con el símbolo del oro sobre la cabeza. Mujer con cabeza de leona.

SINOPSIS: Es una de las múltiples formas de Hathor e Isis, una deidad de los campos que, en este papel, se asimila a Renenutet y su nombre significa “La Señora de la Tierra Fértil”. Simplemente haciendo pasear la imagen de la diosa por los campos egipcios se lograba que la vegetación y las flores surgieran. 

Su nombre significa “La Dorada” y fue una divinidad de índole muy positiva, dado el carácter afable de la vaca, por lo que en el panteón egipcio se la relaciona con aspectos maternales. A ella se encomendaban los enamorados, ya que tenía una estrecha relación con todos los aspectos amorosos como se percibe, por ejemplo, en numerosísimos poemas de amor donde los amantes ruegan a la diosa que les prodigue con este don. Sin embargo, en Esna figura junto a una segunda esposa de Jnum, llamada Menhyt, con la que se identifica, siendo ambas leonas sedientas de sangre.

NEFERHOTEP

NEFERHOTEP

NEFERHOTEP

TRANSLITERACIÓN: nfrHtp
NOMBRE EGIPCIO: NEFERHOTEP
ICONOGRAFÍA: Bajo el aspecto de entidad joven tiene la forma de un muchacho ataviado con una peluca corta y/o las coronas del Alto y del Bajo Egipto unidas en una sola (pschent).
Cabeza de serpiente y disco solar (Cauville 1997). Lleva en las manos las reliquias de Osiris.



SINOPSIS: Se encuentra en el panteón egipcio desde el Primer Periodo Intermedio hasta el Periodo Ptolemaico. En un primer momento es más un epíteto que se aplica a distintas divinidades cuando se quiere aplacarlas, que un dios por propio derecho. Este título puede encontrarse en Horus, Jonsu, Osiris o en el del mismo monarca. A partir de la Baja Época pasa a convertirse en el modo de designar a un dios concreto y se representa, con frecuencia, en los numerosos bronces de este periodo.

NEFERTUM

NEFERTUM

NEFERTUM

TRANSLITERACIÓN: nfrtm
NOMBRE EGIPCIO: NEFERTUM/NEFERTEM
NOMBRE GRIEGO/ROMANO: IFTHIMIS/NEFTHEMIS/PROMETEO
ICONOGRAFÍA: Dios con apariencia humana, que porta sobre la cabeza una flor de loto azul en ocasiones acompañada de dos plumas. Puede llevar dos collares menat, que ahuyentaba los espíritus malignos, además de ser un símbolo de sanación, rejuvenecimiento y renovación. También se le representa como un hombre con cabeza de león. Subrayando su aspecto de niño está sentado sobre la flor de loto abierta, identificándose con el mismo Sol en su infancia. Bajo manifestación animal lo encontramos como un león.

NEFERTUM NEFERTUM

SINOPSIS: Presente en los Textos de las Pirámides, según algunos autores, su nombre significa simplemente “El Loto”, mientras que para otros “Perfección Absoluta”.

Pese a ser un dios primordial no puede ser considerado demiurgo, excepto cuando, en la teología hermopolitana se relaciona con Atum o Ra el Joven, en ambos casos asociados al nuevo Sol que nace del interior del loto, emergiendo del Mar de los cuchillos, es decir, del mar primigenio.
Relacionado con el aroma de la flor de la que es portador, se le asoció a los ungüentos sagrados y a los perfumes, según se desprende de los Textos de las Pirámides donde se menciona que es la flor de loto perfumada en las narices de Ra.


Fue el responsable de vigilar y guardar las fronteras del Este y .protector de la segunda hora del día.

NEFTIS

NEFTIS

NEFTIS

TRANSLITERACIÓN: nbtHwt
NOMBRE EGIPCIO: NEBETHUT
NOMBRE GRIEGO/ROMANO: NEFTIS
ICONOGRAFÍA: Mujer con el símbolo jeroglífico de su nombre sobre la cabeza. Puede aparecer con cuerpo humano y alada.

SINOPSIS: Su nombre significa “Señora de la casa (dominio, palacio o mansión)”.

Originariamente debió ser una diosa independiente al mito osiríaco relacionada con los difuntos ya que, a menudo, las vendas con que se envolvían los cuerpos de los finados se denominan “El Mechón de Neftis”.
Es una de las cuatro deidades femeninas protectoras de los vasos canopos y, por tanto, de los órganos internos del difunto, al estar vinculada con Hapy y con los pulmones.


Neftis, clónica de Isis, es la diosa que ayuda a ésta en la búsqueda de los fragmentos de Osiris, que había sido asesinado y desmembrado por Seth. Participa en el renacimiento del dios y está más unida a la pareja formada por Isis y Osiris que a su propio marido Seth. Por su unión con este estéril dios, posee el epíteto de “Mujer que no tiene vagina”.


En los Textos de las Pirámides, declaración 365, es la encargada de amamantar al rey en el Más Allá, para nutrirle y ofrecerle el renacimiento. Representada junto a su hermana Isis, es “Nodriza del Rey” y surge en la fórmula LXIV del Libro de los Muertos, bajo el nombre de Ururty.
Se la consideró una de las plañideras divinas, acompañada de Hathor, Merjetes, Isis y Shentyt.

NEHEBKAU

NEHEBKAU

NEHEBKAU

TRANSLITERACIÓN: nHbkAw
NOMBRE EGIPCIO: NEHEBKAU
ICONOGRAFÍA: Demonio. Serpiente pitón de dos cabezas. Puede aparecer dotado de miembros humanos.


SINOPSIS: Nos encontramos ante una divinidad que los textos mencionan como “indestructible”, inmune a cualquier clase de ataque y capaz de . sanar a todos aquellos que hubieran sido picados por un animal venenoso.
Su nombre significa “Armonizador de kas ” o “Aquel que une (o concede) los kas” y llevaba los títulos de “El que Engancha a los Espíritus” y “Otorgador de Dignidades”.


Es el protector de la realeza e imprescindible en los ritos de coronación, encargándose de anunciar a los dioses la toma de poderes del nuevo monarca. También recibía y daba comida a los difuntos y en especial al rey, acompañado de Selkis. Este ágape no es material sino que está formado por lo que los textos denominan “Leche de Luz”, la cual ofrece en dos vasos que lleva en sus manos (los brazos son divinos, ya que bajo el aspecto de un ofidio, carece de ellos).


Nehebkau tiene una personalidad fiera, una gran agresividad, características que le hacen no ser del todo gobernable. Precisamente por eso ha de ser controlado por el mismo Atum, que es la parte más primitiva e invencible de este dios: Habitabaen las aguas primordiales; y con tal función sirve de protección a todos los seres benéficos que transitan por el Más Allá. Quizá, por todas estas características, fue símbolo de la fuerza de transmutación del caos, de la energía benéfica del cosmos.
Se relacionó con Horus y Osiris, dos aspectos divinos que el rey tenía en vida y a su muerte, respectivamente.

NEHEMETAUY

NEHEMETAUY


NEHEMETAUY
NEHEMETAUY

TRANSLITERACIÓN: nHmtawAy
NOMBRE EGIPCIO: NEHEMETAUY/NEHMETAUAY
NOMBRE GRIEGO/ROMANO: DIKEOSYNE
ICONOGRAFÍA: Mujer con tocado en forma de pilono y sistro seshshet de donde salen tallos de papiro. Mujer que porta sobre la cabeza unos cuernos de vaca.En las manos suele llevar una “Ofrenda de Maat”.

SINOPSIS: Esta diosa está presente en la dinastía XVIII, cuando se la venera junto a Nehebkau, aunque en ese momento no alcanza la importancia que tendrá en el Periodo Ptolemaico.
Su nombre significa “La que Protege del Robo” y, relacionada con la justicia, se la veneró en Baja Época.


Se la consideraba “Señora de la Ciudad” (de Hermópolis Magna), donde está atestiguada desde el Reino Medio, asociándola con un montículo que, a su vez, se vinculó con el lugar donde comenzó la creación. Análogamente se la unió a deidades primigenias y a una forma local del dios solar llamado Shepes.
Nehemetauy fue patrona de todos los seres oprimidos; se hacía llamar “Defensora de los Despojados”, vinculándose, por su relación con la justicia, a Thot en Hermópolis Magna, donde se convirtió en su esposa y se encargó de todo lo relacionado con el derecho.


Posiblemente, nos encontremos ante una forma local de Bat y de Hathor, como se desprende del fetiche en forma de sistro que lleva sobre la cabeza (al que se ha añadido un pequeño pilono), una deidad más moderna que reemplaza a la antigua Iunyt en Hermópolis.
Para algunos estudiosos, Nehemetauy es una forma de NebetHotep, deidad venerada en Hermópolis Parva, donde estaba asociada a Thot.

NEIT

NEIT

NEIT

TRANSLITERACIÓN: nit
NOMBRE EGIPCIO: NE(I)T
NOMBRE GRIEGO/ROMANO: NEITH/NEIT/NEETH/ATENEA
ICONOGRAFÍA: Mujer que lleva sobre la cabeza el jeroglífico de su nombre, consistente en un escudo con dos flechas cruzadas. También puede portar la corona roja del Bajo Egipto, a partir de la dinastía XII, y se la denomina “La de la Corona Roja del Bajo Egipto”.
Bajo el aspecto zoomorfo, se identifica con el pez lates (en Esna) y la abeja (símbolo de las diosas madres). Puede manifestarse en forma de un escarabajo de la familia de los elatéridos, denominado Agripnus notodonta. En Baja Época, ocasionalmente, presenta aspecto de serpiente o de vaca.



SINOPSIS: Esta divinidad pudo ser, en origen, una diosa vaca predinástica de finales del Guerzense, que, más tarde y progresivamente, sufrió una antropomorfización consolidada en la dinastía I. Fue muy venerada durante el periodo tinita a juzgar por los sellos hallados en la necrópolis de Abidos.
Es una deidad de difícil comprensión, originaria de la ciudad de Sais, aunque su principal centro de culto se encuentra en Esna. Posee múltiples funciones y asimilaciones pero, en todas ellas, se hace notar su papel principal y poderoso, según se desprende de muchos de sus títulos, tales como “La Terrorífica”.


En cuanto a su faceta de diosa creadora asexuada, representa las aguas primordiales de donde surge la colina primigenia, el mundo. Es la madre del dios solar y de todo lo que se extiende en la faz de la tierra o en los cielos. Para la creación no necesita ningún elemento masculino.


En el templo de Jnum, en Esna, existe un texto donde se relata la creación de manos de Neit. En él se dice que, aun siendo una deidad femenina, es dos tercios masculina y un tercio femenina y se la califica de padre de padres y madre de madres. Aunque la inscripción está datada en el siglo II d.C., sabemos que la fuente original corresponde a un periodo mucho más temprano, pues su acción creadora se recoge ya en la dinastía XIX, concretamente sobre el sarcófago de Merenptah. Ella es anterior a Tatenen y a Nun.


La leyenda cuenta que la diosa apareció en primer lugar bajo forma de vaca, simultáneamente emergió de las aguas primordialesy nadó hacia el Norte hasta encontrar al pez lates, su compañero, que a su vez es otra de sus numerosas transformaciones. Bajo la apariencia de pez lates, fue venerada en Oxirrinco y en Esna. Éste es el punto de unión con el mito osiríaco; se creía que el pez había nacido de las heridas de Osiris (al estar en contacto con el agua) producidas cuando su hermano Seth le asesinó y lanzó sus restos mortales al Nilo. 


Según la teología local, la tumba de Osiris estaba situada precisamente en el templo de Neit en Sais, ya que ella era la guardiana del mismo.
No es frecuente encontrar en los textos egipcios una entidad creadora femenina. Como hemos visto, Neit es la hacedora de todos los seres nacidos gracias a su palabra; ella los definía, los pronunciaba, y éstos, mágicamente, venían a la vida. Según el mito, la creación se produjo mediante siete palabras primordiales (o siete flechas) de cuyo fruto ocurrió lo siguiente:

1º Hizo surgir la colina primordial donde ella se situó (esta 1º colina era a la vez Esna y Sais).
2º Creó a RaAmónJnum.
3º Creó a la ogdóada de Hermópolis.
4º Creó a Thot.


En forma de escarabajo, aparece con cierta frecuencia en los objetos predinásticos y en el Reino Antiguo; en forma de abeja, tiene conexión con el Bajo Egipto y con uno de los cinco nombres del monarca. De hecho, en la ciudad de Sais existía un templo encomendado a la diosa que llevaba el nombre de “La Casa de la Abeja”.

Bajo su aspecto funerario y como diosa inventora del tejido, Neit es la que ofrece las vendas y el sudario para que el cuerpo del difunto sea enterrado correctamente. En el Reino Nuevo se convirtió en la patrona de los tejedores, y en esta función se confunde con Tayt.


Desde el Reino Antiguo fue la protectora de Osiris, de Ra y del rey, defendiéndolos con su arco contra los enemigos de la noche y los genios de los malos sueños, a los que adormecía con sus flechas. Por ello, y como vigilante de los sueños, es frecuente encontrarla representada en las cabeceras de las camas.


Neit vigila y cuida los vasos canopos junto a Isis, Selkis, y Neftis, asociada al dios Duamutef.
Conectada con la medicina, su templo en Sais tuvo una gran resonancia.

NEJBET

NEJBET

NEJBET

TRANSLITERACIÓN: nxbt
NOMBRE EGIPCIO: NEJBET
NOMBRE GRIEGO/ROMANO: ILITÍA
ICONOGRAFÍA: Diosa buitre blanca. Mujer con la corona blanca del Alto Egipto sobre la cabeza. Otra curiosa apariencia, que sólo se encuentra cuando se quiere enfatizar su papel de madre, es la de una vaca.
Puntualmente puede presentar aspecto de cobra con la Corona Blanca sobre la cabeza. 



NEJBET

SINOPSIS: Nejbet es una diosa del Predinástico que permanece en los Textos de las Pirámides, donde se la cita como “Corona Blanca”, “Señora de Per Ur” y se considera una “madre” divina. A comienzos del Reino Antiguo no figura con el nombre de Nejbet, sino integrándose en el aspecto de una de “Las Dos Damas” que, por otro lado, es uno de los títulos que lleva el rey en uno de sus cinco nombres. Ellas amamantan con su leche al soberano para infundirle divinidad y ambas permanecerán en el panteón de divinidades egipcias hasta la dominación romana. Así como la cobra Uadyet era la diosa tutelar del Bajo Egipto (Norte), el buitre Nejbet fue la representante del Alto Egipto (Sur); ambas fueron protectoras del monarca en su función de “Rey de las Dos Tierras” y personificaban las coronas en sí mismas.

Su nombre significa “La de Nejeb” y se la denominó “La Blanca de Nejeb”, título que guarda relación directa con el color de su animal característico, el buitre, y con el color de la corona a la que representa, la mitra blanca del Sur (del Alto Egipto). También por este color se vinculó con uno de los ojos de Ra, es decir, con la Luna.


Pertenece al ciclo solar; algunos textos la hacen “Madre del Sol”, del rey y de los dioses, a los que asiste en el nacimiento. En otros figura como “Hija de Ra”. Lleva el título de “Señora de los Uadis Desérticos” en relación con la entrada a estos cauces secos de ríos antiguos, en las proximidades de su ciudad, Nejeb.
Nejbet es una diosa poderosa y temible que se sitúa sobre la cabeza de Ra y del monarca para servirles de defensa, escupiendo fuego y aniquilando a todo el que considere dañino. De este modo, aparece sobre la frente de ambos bajo forma de buitre, acompañado de la cobra (Uadyet). También puede figurar bajo el aspecto de una cobra –como su compañera Uadyet– para dejar más patente la necesaria dualidad y existencia de dos puntos geográficos muy diferentes en todos los sentidos dentro de Egipto: el Norte y el Sur.
Fue una diosa demiurgo, que estableció la creación de modo similar a Neit: con siete palabras. Este papel ya se recoge en los Textos de las Pirámides.

NEMTY

NEMTY

NEMTY

TRANSLITERACIÓN: nmty
NOMBRE EGIPCIO: NEMTY/ANTY
ICONOGRAFÍA:
Nemty del nomo XII: Su culto se centra en la capital Per Nemty “La Mansión de Nemty”. Aparece bajo el aspecto de un ave blanca que posteriormente es sustituida por Horus en unos aspectos y por Seth en otros. También lo encontramos como una piel de toro (?) negro o de vaca, sujeta a un soporte y apoyada en una especie de mortero. La piel se convierte en una de leopardo en Época Ramésida.


Nemty del nomo XVIII: Es un dios con cabeza de halcón y alas desplegadas. Esta divinidad se transformará en dos halcones denominados Dunanuy. Bajo su manifestación animal, ambos figuran bajo la forma de un halcón, un toro negro con una mancha blanca en la frente, una piel desollada de toro negro (según algunos autores de felino y según otros de vaca) colgada en un soporte sobre un mortero.


NEMTY

SINOPSIS: La escuela alemana se inclina a leer el nombre jeroglífico de este dios como “Nemty” en lugar del tradicional “Anti” de textos más antiguos.
Es posible que la veneración de Nemty en los nomos XII y XVIII del Alto Egipto corresponda a aspectos distintos de una misma divinidad. Su culto se remonta a la dinastía I, aunque el primer documento en el que se cita su existencia es en los Textos de las Pirámides, según el cual se encarga de vigilar la navegación de la barca solar en compañía de Sokar. 


Ya entonces se le equipara y fusiona con Dunanuy y más tarde aparece junto a la figura del rey y a la de Osiris, a modo de protección. Su nombre significa “El Herrabundo”.
El papiro Jumilhac recoge la leyenda que vincula a este dios con un pellejo colgado de un soporte (nébrida). Ésta podría estar relacionada con su aspecto funerario y con el difunto, guardando conexión con las antiguas pieles de vaca en las que los fallecidos eran enterrados.


Otra de las leyendas en las que participa esta deidad relata un crimen cometido por Nemty, muy similar al protagonizado por Horus e Isis, que se recoge en el Papiro ramésida Chester Beatty I. En el caso de Nemty, se le hace responsable de la decapitación de su madre Hathor/Hesat, una deidad local de la ciudad de Atfih. En este pasaje, los teólogos no hicieron más que asimilar a Nemty con Horus y a Hathor con Isis. Por ello Ra condenó al dios a que fuera desollado vivo y vendado. Por esta causa, Hathor tuvo que sustituir su cabeza de mujer por la de una vaca, que se colocó en lugar de la suya propia, pero tras aquel suceso el dios Anubis sintió piedad y entregó la piel de Nemty a su madre y por medio de la magia, ésta revivió su cuerpo –cuyo pellejo colgaba de un palo sujeto en un mortero- regándolo con leche 


Lo más curioso de la leyenda es que, finalmente, el fetiche (Imiut) en lugar de seguir siendo identificado con Nemty, pasó a identificarse a Anubis, el cual es su guardián, hallándose presente en casi todas las escenas donde aparece el dios del Más Allá y denominándose a ambos dioses “Hijos de la Vaca Hesat”.
Por otro lado, Nemty es una divinidad que se asimila a otra más antigua con forma de halcón (Dunanuy). La complejidad de su leyenda se debe a la fusión de tres mitos distintos unidos artificialmente, sin que a menudo exista un hilo conductor lógico. Asimilado a Seth en el nomo XII del Alto Egipto, se hizo acompañar de la diosa leona Matyt.


Bajo su aspecto funerario y como habitante del Más Allá, fue el barquero encargado de conducir a la diosa Isis hacia la llamada “Isla de Enmedio”.
Nemty protagoniza también una historia similar a la de Isis, cuando la diosa pretende robar el nombre “oculto” y sagrado de Ra. En este caso es Horus el que intenta obtener el nombre secreto de Nemty y por ello sufre la picadura de un animal ponzoñoso que Horus envía.


Está presente en la leyenda de Horus y Seth, donde lleva el epíteto de “El Corto de Piernas”. Este apelativo corresponde a las batallas en que ambos contendientes son mutilados recíprocamente.
Habita en una enigmática vasija llena de flechas.
En el nomo XII del Alto Egipto también recibió veneración con el nombre de Matyti.

NENEMUT

NENEMUT
NENEMUT

TRANSLITERACIÓN: nnmwt
NOMBRE EGIPCIO: NENEMUT
ICONOGRAFÍA: Leona o cobra. Mujer con cabeza de leona o de cobra.

SINOPSIS: Nos hallamos ante una diosa de difícil interpretación ya que los datos que poseemos de su personalidad son muy escasos. Algunos autores creen que es una entidad solar relacionada con el ureo a causa de su apariencia felina en los Textos de los Sarcófagos. En el templo de Sethy I se encuentra bajo el aspecto de una cobra, lo que denotaría aún más esta función. Otros estudiosos la ponen en relación directa con una región del cielo e interpretan que podría tratarse de un aspecto de la diosa Nut, junto a la que es representada con frecuencia.

Teniendo en cuenta que Nut es la que diariamente pare al contracielo Naunet y que éste se entiende como la placenta de la diosa del firmamento, podría decirse que Naunet y Nenemut son formas distintas de designar a una misma deidad. Por otro lado, sabiendo que el término Nenemut se relaciona con el sarcófago, nos encontramos de nuevo con que la vinculación entre ambas divinidades puede ser correcta. El difunto se introduce en el cuerpo de la diosa, es decir, en el sarcófago, para que la deidad vuelva a darle a luz en el Más Allá.

NEPRI

NEPRI

NEPRI

TRANSLITERACIÓN: npri
NOMBRE EGIPCIO: NEPRI
ICONOGRAFÍA: Tiene el aspecto de un hombre con una espiga de cereal sobre la cabeza (posiblemente cebada o trigo) o con el cuerpo cubierto de grano. Puede aparecer bajo la forma de un niño que es amamantado por Renenutet.


SINOPSIS: Deidad agrícola que se encuentra en el panteón desde el Reino Antiguo (dinastía VI) para representar la prosperidad de los cultivos de cereales y la recogida anual del grano. Es el dios del pan y de las cosechas (sobre todo las de gramíneas y cereales).

Por su estrecha relación con el agua y el riego, Nepri se hizo pronto acompañar de un heraldo, Hapy, que llevaba el epíteto de “Señor de Nepri” cuando se encuentra a su servicio. Sufrió fusión con Osiris, lo que no carece de cierta lógica. Nepri es un dios que muere y vuelve a renacer en la siguiente cosecha, al igual que ocurre con el dios del Más Allá por ello, se le llamó “El que Vive después de que ha Muerto”, en paralelo con el renacimiento y con la leyenda de Osiris, encargándose de la alimentación de los finados.
Se encuentra en la segunda hora de la Amduat.

NERIT

NERIT

TRANSLITERACIÓN: nrit
NOMBRE EGIPCIO: NERIT
ICONOGRAFÍA: Buitre o mujer con cabeza de buitre.

SINOPSIS: La información que nos ha llegado de esta diosa corresponde al Reino Nuevo, cuando aparece completamente asimilada a la esposa de Amón. Sin embargo, tiene connotaciones que nos indican que su origen podría datarse en un periodo más antiguo.

Casi con toda posibilidad nos encontramos ante una deidad “madre” exclusiva de los oasis, que no debe de ser confundida con Naret, divinidad del nomo de Heracleópolis Magna.

NUN

NUN

NUN

TRANSLITERACIÓN: nw(n)/nw
NOMBRE EGIPCIO: NU/NUU/NUN
NOMBRE GRIEGO/ROMANO: NUN
ICONOGRAFÍA: Hombre con los brazos levantados sujetando la tierra y la barca de Ra. En Hermópolis figura como un hombre con cabeza de rana. En Heliópolis puede tener aspecto humano con los brazos levantados sujetando la barca solar. Ocasionalmente lleva sobre la cabeza dos altas plumas o su nombre jeroglífico sobre ésta. Hombre momiforme, sentado sobre sus propias piernas con una doble pluma de avestruz sobre la cabeza.



SINOPSIS: Según las distintas cosmogonías, el Nun es un elemento básico común a todas ellas. Es el Océano Primigenio, el agua caótica y beneficiosa de donde emerge el primer trozo de materia sólida, el lugar donde está el germen de la vida. Gracias a su existencia puede comenzar la creación y como tal se le denomina . “El Padre de los Dioses”

Los egipcios consideraban que el mundo estaba configurado por una placa plana que flotaba en las aguas del Nun. Sobre éste se encontraba la diosa del cielo Nut, la bóveda celeste y bajo Nun, el dual de Nut, Naunet, que personificó el cielo subterráneo y que se consideró la contrapartida femenina de las aguas primordiales.


El mito guarda relación directa con la observación de la naturaleza, es decir con los acontecimientos acaecidos cuando el Nilo inundaba el país, que los egipcios interpretaron como una rememoración de lo que había ocurrido al comienzo del tiempo; el sol nace de un mundo acuático entre “los muslos de Nut”.


Una muestra del Nun se hallaba en los lagos sagrados de los templos y bajo la tierra, es decir, en las aguas freáticas. De él surgía la crecida del Nilo que emergía desde una gruta misteriosa situada en la isla de Elefantina.
Aunque carecía de culto se encontraba representado en tumbas y templos.

NUT

NUT

NUT

TRANSLITERACIÓN: nwt
NOMBRE EGIPCIO: NUT
NOMBRE GRIEGO/ROMANO: REA
ICONOGRAFÍA: Mujer arqueada sobre la tierra en la que se sostiene con sus manos. Éstas se apoyan en el horizonte Oriental y sus pies en el Occidental (otros textos ubican sus miembros en los cuatro puntos cardinales). Su cuerpo está cubierto de estrellas y la piel (o el traje) es de color azul. Mujer con un vaso sobre la cabeza y el símbolo jeroglífico del cielo. En los textos de las Pirámides aparece como una abeja con gran poder sobre los dioses. Bajo su manifestación animal se muestra como una vaca celeste con la panza estrellada, fusionada a Meheturet. Cerda celeste.


NUT

SINOPSIS: El origen de esta divinidad quizá hay que buscarlo en una antigua diosa que se integró al mito de Heliópolis.
Representa el universo físico, la bóveda celeste y, como tal, figura con los astros navegando en el interior de su cuerpo. Ella se tragaba cada noche a Ra y éste recorría su cuerpo; por la mañana aparecía el Sol completamente renacido en forma de escarabajo o niño, después de que la diosa le hubiera dado a luz. En este aspecto puede ser representada dos veces, una como cielo diurno y otra como el nocturno.


Algunos autores la relacionan con la antropomorfización de la Vía Láctea.
Unida al ciclo solar, lleva el título de “Señora de Heliópolis”, “la Grande que da el Nacimiento a los Dioses”. En la leyenda de origen heliopolitano cuenta cómo en los comienzos, Nut y su esposo Gueb se encontraban unidos. Ra sentía una enorme envidia y ordenó al aire Shu, que se colocara entre ambos para mantenerlos separados. Así se formó un espacio donde pudieron viviranimales, hombres y plantas. Continuando con la leyenda y atendiendo a lo que nos narra de forma muy tardía Plutarco, ambos dioses no habían tenido descendencia y pugnaban por permanecer juntos. 


Thot, entristecido por este hecho, optó por retar al creador a un juego de suerte, apostando a que en el caso de que el dios de la sabiduría ganara, el creador le regalaría cinco días, los cuales fueron ofrecidos a Gueb y Nut para que pudieran procrear. De este modo, en cada uno de esos días, llamados en griego epagómenos (eran los días añadidos al año para formar un total de 365) pudo dar la diosa a luz clandestinamente a Osiris, Haroeris (Horus), Seth, Isis y Neftis. 

El orden de nacimiento de esta última generación de dioses fue el siguiente:

Dia 1. Osiris.
Día 2. Horus.
Día 3. Seth.
Día 4. Neftis.
Día 5. Isis.

Bajo el aspecto funerario, al igual que daba a luz al Sol, también hacía renacer a los difuntos y les acogía en el Más Allá. Fue una de las deidades a la que se encomendaban los finados. Por ello suele ser representada en el interior de la tapa de los sarcófagos. En otros textos, es su esposo el que personificará la caja del finado y ella se adscribe sólo a la tapa del mismo. Así el difunto se introduce en un auténtico microcosmos que simboliza la unión de ambos esposos antes de que fueran separados. Este juego mitológico se repite con idéntico simbolismo en el techo y el suelo de la tumba.

Chat gratis